MERCADO
  • SEK
  • $1.9988
  • $2.0005
  • PEN
  • $4.6247
  • $4.6416
  • GBP
  • $21.9559
  • $21.9641
  • HNL
  • $0.6814
  • $0.6814
¿Olvidó su Contraseña?
Octubre 2, 2014, 3:22 am

La justicia brasileña se pronuncia sobre la huelga de metro de Sao Paulo

POR: AFP



La justicia brasileña se pronuncia este domingo sobre la legalidad de la huelga de los empleados del metro de Sao Paulo, que amenaza con perturbar la inauguración del Mundial, a cuatro días de que la megalópolis acoja el primer partido del campeonato.

 

El Tribunal Regional del Trabajo de Sao Paulo celebra una audiencia a las 10H00 locales (13H00 GMT) para decidir si esta huelga, que afecta desde el jueves tres de las cinco líneas de la red del suburbano, es abusiva o perfectamente legal.

 

"Independientemente de lo que decida el Tribunal por la mañana, nosotros votaremos en una asamblea a las 14H00 si continuamos o no con la huelga", dijo a la AFP una portavoz del sindicato de trabajadores del metro en la tarde del sábado.

 

Los huelguistas amenazaron incluso con mantener el paro durante el Mundial, si no obtienen las mejoras salariales que demandan, de al menos un 12,2%, mientras que rechazaron el viernes la contraoferta del 9,5% del gobierno del estado de Sao Paulo.

 

Una medida de este tipo perturbaría seriamente el acceso al Arena Corinthians, sede del partido inaugural del Mundial el próximo jueves y que está especialmente diseñado para que los hinchas lleguen en metro.

 

El Brasil-Croacia, que dará inicio al Mundial-2014, reunirá a alrededor de 65.000 espectadores, además de contar con la presencia de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y de otros once jefes de Estado.

 

"Mientras tenga fuerza, el movimiento va a continuar y puede que llegue hasta la Copa del Mundo", dijo a la AFP el sábado Rogerio Malaquías, portavoz del sindicato de los 'metroviarios'.

 

La paralización del metro sumergió la ya habitualmente sobrecargada megalópolis brasileña, de 20 millones de habitantes, en un caos urbano el jueves y el viernes. Ambos días se registraron hasta 250 kilómetros de atascos en la temible hora punta, así como filas interminables de ciudadanos que aguardaban horas en las paradas de autobús para tratar de llegar a sus trabajos. Aunque el fin de semana es más tranquilo en el tránsito de la capital paulista, el sábado se registraron de nuevo congestiones en las carreteras que conducen hacia la zona este de la ciudad.

 

Si este domingo el sindicato de trabajadores del metro opta por continuar con la huelga durante la semana, cuando unos 4,5 millones de personas utilizan a diario el metro, todo apunta a que se reproduzca la pesadilla del jueves y el viernes.

 

Esta paralización se enmarca en una ola de movimientos sociales, en los que han protestado desde los conductores de autobús hasta los policías, pasando por los vigilantes de bancos o profesores.

 

Estas huelgas han reavivado las históricas manifestaciones de junio de 2013, cuando, en plena Copa Confederaciones de fútbol, los brasileños salieron masivamente a la calle para denunciar el elevado gasto en la organización del Mundial, así como para exigir mejores servicios públicos. Las intensas manifestaciones tomaron entonces por sorpresa tanto a las autoridades locales, como al gobierno federal y la FIFA. 

Bookmark and Share

COMENTARIOS